El Swaddle en la rutina de dormir de tu recién nacido

El Swaddle en la rutina de dormir de tu recién nacido

 ¿Qué es el swaddle

Swaddling significa arrullar y es una práctica muy antigua que consiste en envolver al bebé. El swaddle es básicamente una manta con o sin velcros destinada a mantener a tu recién nacido envuelto. Esto ayuda a tu pequeño a sentirse seguro y contenido, tal como se sentía en el útero. Es por esto que es capaz de entregar un sueño más reparador y tranquilo.  

Los principales beneficios del swaddle

Facilita la transición del útero al mundo exterior

Al estar en una posición de arrollo, tu bebé experimenta una contención y seguridad muy similar a la que sentía cuando estaba dentro de tu útero. Por lo que el uso de un swaddle es muy reconfortante para el recién nacido. 

Crea una asociación positiva con el sueño

Al incluir un swaddle en la rutina de dormir de tu bebé, puedes establecer una asociación positiva a la hora de acostar a tu bebé. No sólo disminuirá la irritabilidad, sino que también es más probable que se duerma con mayor facilidad.  

Ayuda a mantener la posición boca arriba 

Además de entregar contención, los swaddles ayudan a tu bebé a permanecer boca arriba mientras duermen. Y dado que dormir en esa posición es  una de las mejores maneras de reducir el riesgo de muerte súbita, son muy recomendables usarlos para un sueño seguro en recién nacidos. 

Evita el despertar repentino debido al “reflejo de moro”

Otro de sus beneficios es que disminuye los sobresaltos,  llamado “reflejo moro” que provoca despertares repentinos. Al proporcionar seguridad a tu bebé, es menos probable que se despierten debido a esto, lo que significa una mejor calidad de sueño para tu bebé. 

Es muy importante tener en cuenta que una vez que tu bebé comienza a darse vuelta por sí solo, será momento de dejar de envolverlo y hacer la transición a un saco de dormir o un pijama que le dé más libertad de movimiento al dormir. 

¿Cómo usar el Slumber Swaddle?

1. Coloca a tu bebé boca arriba, centrado en el Slumber Swaddle.

2. Dobla el lado derecho y acomódalo detrás del bebé. Asegúrate siempre de que el swaddle esté puesto por debajo de los hombros.

3. Dobla el lado izquierdo para conectar el velcro. Envuelve el lazo elástico alrededor de la abertura inferior para mantener los pies adentro.

Si tienes dudas puedes mirar nuestro tutorial.

La seguridad de tu bebé ante todo

Debes informarte bien sobre la forma de usar los swaddles, ya que es necesario tener en cuenta algunos tips de seguridad: 

  • Las piernas y las caderas deben estar sueltas. El swaddle no debe nunca quedar demasiado apretado
  • Mantén una buena temperatura en la habitación: ni muy fría ni muy calurosa. Colócale ropa adecuada a tu recién nacido según la estación del año. 
  • La cuna debe estar completamente libre de mantas, almohadas o cualquier otro elemento que pueda accidentalmente cubrir el rostro de tu bebé. 
  • No utilices el swaddle cuando tu bebé esté en la silla del auto, en su coche o su “huevito”.
  • ¡Siempre, siempre debes acostar a tu bebé boca arriba cuando le coloques un swaddle!  

¿Cómo elegir un swaddle para tu recién nacido?    

En el mercado existen varios tipos de swaddle. Puedes comprar uno que venga listo, es decir con velcro, o bien, puedes usar un pañal de género grande (o tuto) y hacerlo tú misma cada vez que se lo pones. Fíjate que el tamaño sea el correcto para que no debas envolver a tu bebé demasiado apretado. 

 

Regresar al blog